fbpx
Menú Cerrar

CONCIENCIA PARA REGULAR LAS EMOCIONES PRE O POSTOPERATORIA

PRÁCTICA DE MINDFULNESS O CONCIENCIA PLENA PARA REGULAR LAS EMOCIONES PRE O POSTOPERATORIA

Una de las recomendaciones dadas a nuestros pacientes y equipo de profesionales que interviene previo y posterior a una intervención quirúrgica, es que el paciente y profesionales, realicen actividades que le generen tranquilidad, pues su estado de ánimo es indispensable antes, durante y posterior al proceso quirúrgico.

Estudios demuestran que los síntomas vitales y el sistema inmune se pueden ver alterados a medida que la persona sufre un trauma por estrés, el que es natural previo o posterior a una intervención quirúrgica por los diferentes momentos emocionales que esté atravesando la persona.

COMPARTIMOS INFORMACIÓN QUE ES IMPORTANTE QUE SE CONOZCA SOBRE EL EFECTO DE LAS EMOCIONES POSITIVAS SOBRE LA SALUD:

Las investigaciones más recientes se han centrado en la influencia de las emociones positivas en la salud. Los estudios sobre la resiliencia (la capacidad de sobreponerse a los traumas) muestran que algunas características individuales son importantes para ayudar a las personas a recuperarse del estrés: la regulación de las emociones y del apego, el optimismo, el altruismo, un buen funcionamiento intelectual, confrontar las situaciones activamente y convertir la impotencia traumática en esperanza. Estas respuestas emocionales positivas parecen estar asociadas a una mejora en la función pulmonar de niños y adultos, mientras que las respuestas emocionales negativas se asocian a una función pulmonar disminuida.

El efecto de las emociones positivas sobre el sistema inmunitario y la salud está mediado por determinados circuitos neuronales y hormonales. La activación de los circuitos cerebrales de recompensa que provocan la secreción de neurotransmisores y hormonas (opiáceos endógenos, dopamina, prolactina, oxitocina y vasopresina), afectan directa y positivamente la respuesta inmunitaria.

Como ejemplo, la oxitocina y la prolactina, potentes hormonas antiestrés tienen una importante función tanto en la producción de leche durante la lactancia como en la construcción de los lazos afectivos entre madre e hijo, generando sensaciones de placer y bienestar. Las emociones positivas pueden modular y atenuar CEREBRO Y EMOCIONES . los efectos negativos de la respuesta de estrés sobre el sistema inmunitario activando la producción de este tipo de sustancias. En humanos, un estado de ánimo positivo está asociado con la reducción de alergias y el aumento de anticuerpos tras la vacunación.

UNA MEDICINA QUE INTEGRA PERSPECTIVAS.

Prácticas como el Mindfulness, la meditación, la oración, la curación mental, la arteterapia, el tai chi o el yoga, entre otras, son técnicas que enfatizan la función de la mente en la mejora de la salud. Estas técnicas de integración cuerpo-mente se están aplicando hoya una gran variedad de enfermedades psiquiátricas y médicas con el fin de mejorar la calidad de vida, reducir el estrés y paliar los efectos de ciertas enfermedades.

Se ha demostrado que mejoran los síntomas del estrés postraumático, la calidad del sueño, reducen la angustia, el estrés y mejoran la calidad de vida de enfermos de cáncer de mama o próstata. Estas técnicas deben emplearse en conjunción, no como sustitutos de las terapias convencionales. A la combinación de ambas terapias se denomina «medicina integral». Pero también socialmente se puede intervenir en la mejoría de la salud. Por ejemplo, los entornos que estimulan el ejercicio (ir andando al trabajo o a la compra) pueden contribuir a nuestra salud.

Lo mismo ocurre con los lugares que promueven la sociabilidad en lugar del aislamiento (vivir en zonas pobladas, en lugar de en suburbios apartados). En los hospitales, la reducción del ruido -uno de los mayores estresores-, las habitaciones espaciosas para recibir visitas, las ventanas con vistas a la naturaleza y una abundante luz natural, mejoran la salud de los pacientes, acortan su estancia y reducen la necesidad de analgésicos.

Aplicar estas pequeñas modificaciones a nuestro modo de vida y cultivar emociones positivas contribuirá a nuestra salud mental y, por tanto, a la de nuestro cuerpo, dado que la absoluta interconexión entre ambas es ya innegable.

Día a días Avances científicos mejoran los diagnósticos y las posibilidades de tratamientos, pero la prevención sigue estando sujeta a un estilo de vida saludable, alimentación, ejercicios y EMOCIONES POSITIVAS.

ANDREA H. MARQUES, investigadora del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) de Estados Unidos. ESTHER M. STERNBERG, directora del Programa Integrado de Inmunología Neural del NIMH. CEREBRO Y EMOCIONES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cita Virtual Gratuita